Hay una creencia que viene de la segunda intervención Francesa, de la cual se empezó a decir que algunos de los invasores dejaron de hacer la guerra