La historia del origen de las jericallas

Compártelo en:

Existen varias versiones del origen de este postre tapatío, pero sin embargo la mas popular sin duda es la que detalla que fue creado en las mismísima cocina del Hospicio Cabañas, como la mayoría de los tapatíos sabe que el principal de este recinto fue crear un espacio en donde se les pudiera dar alojamiento a todos los niños y niñas de la ciudad.

origen-de-las-jericallas

Los huérfanos recién llegados al Hospicio Cabañas en la mayoría de las veces tenían condiciones deplorables de salud, inclusivamente sin la menor de ganas de probar alimentos, este fue el momento en que la monja encargada de la preparación de los alimentos, se dio a la tarea en crear un alimento alto en proteína pero que a su vez fuera delicioso y atractivo para los niños, y así quisieran comerlo, con el fin de que sea dicho alimento ayudara al estado de salud de los niños.

Y así fue como nació este delicioso postre con alto valor proteínico gracias a que se elabora a base de huevo leche muy rica en calcio y azúcar que aportara energía, con un toque de canela y vainilla y en honor a la monja que se llamaba Jerica decidieron que se llamaran jericallas..

Pero al hornearlo, debido al relajo del gran trabajo que es darle de comer a este gran numero de niños, a la monja se le olvido por completo el postre que había dejado horneando y al momento de retirarlo del horno este ya estaba un poco quemado en la parte superior, la monja un poco decepcionada decidió probarlo, dándose una grata sorpresa debido al sabor de la cubierta quemada le dio un sabor sin igual y fue tanto el gusto y la aceptación con los huérfanos y el personal del Hospicio Cabañas que no tardo mucho para que la receta se fue extendiera en todas las colonias de Guadalajara y sus cercanías.

Compártelo en: