La verdadera historia del Birote Salado

Compártelo en:

historia-birote-salado-guadalajara

Al birote en otras partes de Jalisco es llamado con el nombre de bolillo salado, si este se elabora en otra región el sabor no es igual al hecho en la Perla Tapatía (aunque haya sido el mismo panadero el fabricante), este curioso fenómeno es debido a la altitud, temperatura, humedad, presión atmosférica y clima de Guadalajara (aunque es de reconocer que el clima no es el mismo que el de hace 50 años).

Se cuenta que el origen de este pan saldo se remonta a los primeros años del siglo XX, donde circulaba por Chapala un Vaporeto el cual es como un autobús acuático, cuyo capitán era M. Birrott quien intento fabricar un pan similar al baguette de origen francés.

Pero por olvido dejó la masa en la masa de un día para otro, y por cuestiones de la levadura, presión atmosférica y clima, dio como resultado un sabor muy diferente al baguette que Birrott deseaba, dando un curioso pan salado pero de un muy agradable sabor.

Cuando fue ofrecido a los turistas de la embarcación que recorría la laguna de Chapala, estos comenzaron a cuestionar el nombre del pan a los meseros, a lo que ellos solo contestaron que se trataba del pan de Míster Birrott

Varios meses después de este suceso la familia de Birrott, habitaba en la avenida que actualmente lleva el nombre Vallarta donde decidieron producirlo, abriendo una panadería especial para este exquisito pan, y la gente de aquella época al no poder pronunciar el apellido Birrott decía: “vamos con los birrotes” y con el paso del tiempo esto se fue transformando hasta nombrar al pan como birote.

Compártelo en: