LA LEYENDA DE LOS GIGANTES DE TALA

Comp√°rtelo en:

La leyenda de los gigantes que destruyeron por primera vez Tala, se recoge en la cr√≥nica del famoso Fray Antonio Tello, quien nos narra el paso de Nu√Īo de Guzm√°n por el valle de Tala, hecho ocurrido despu√©s 1530.

El conquistador descubri√≥ el valle de tlalla y no hallo ¬®anima nacida¬® sino grandes ruinas de edificios ca√≠dos que seg√ļn parece hab√≠an sido habitadas por poblaciones grandes.
Se manifest√≥ que‚Ķ dos veces se hab√≠a despoblado, la primera por unos gigantes que por el sur y poniente hab√≠an venido, en n√ļmero de 30, 27 varones y 3 hembras y que despu√©s se volvi√≥ a poblar de mucha gente de muchas naciones, pero 30 a√Īos atr√°s la ganaron, destruyeron y asolaron.

Eran comunes en la época, tanto en el Viejo Mundo con en la recién descubierta América, las leyendas y las historias de gigantes; la ignorancia, la superstición y la credulidad hacían que todo tipo de fantasías se consideraran verdaderas.

Cuenta la leyenda:

Eran los tales gigantes tan glotones y haraganes, que ten√≠an los de tala que amasar una fanega de ma√≠z para cada uno de ellos; com√≠an la carne de 4 ni√Īos diarios asados, ratas, venados y jabal√≠es, y en vez de verduras, cogoyos de enea. 6000 indios y indias les serv√≠an diariamente, que si no con sus armas que eran grandes bastones, hac√≠an mortandad espantosa. Eran de color mulatado, poco cabello crespo y barba, con unas orejas de apalmo, eran muy torpes de andadura y muy dados al pecado nefando. Los pobladores fueron desapareciendo poco a poco, unos muertos por aquellos monstros, y otros porque viv√≠an lejos con su familia, hasta que quedaron solos. Como eran araganes desfallecieron y empezaron a morir hasta no quedar sino cuatro, los cad√°veres eran enterrados por los supervivientes y cubiertos con cal.

Como ya eran pocos, los de tala hicieron de tripas corazón y los hecharon encaminándolos rumbo a Ixtlan, y de allí tuvieron que irse a Atzemaxaque, donde los vecinos reunieron aliados hasta el numero de 20,000 y dieron muerte a tan terribles huéspedes.

Existen 2 teor√≠as; La primera es que algunos historiadores creen ver en tal leyenda la invasi√≥n de los tarascos (dec√≠an que el enemigo era muy grande y por eso hab√≠an ganado la batalla). Chinametin, les dec√≠an los indios a los gigantes, as√≠ como ahora se dice para asustar a los ni√Īos ‚Äúah√≠ viene el coco, esta misma continuo, con visos de certeza, en virtud de constantes hallazgos de restos f√≥siles en la regi√≥n. La segunda teor√≠a es que las personas confundieron los restos de mamut con restos humanos.

Contin√ļo a trav√©s de los siglos y por ello se le cita hist√≥ricamente como ¬®Tala, tierra de gigantes¬®

La segunda destrucci√≥n fue la de los tarascos en la denominada Guerra del Salitre, del a√Īo de 1500-1510, que destruyo Tala y Ahualulco.

Comp√°rtelo en:

‚úē