La Cruz de Plazas bendice el centro de Guadalajara

Compártelo en:
  • 9.5K
    Shares

cruz-de-plazas-guadalajara-jalisco

La cruz de Plazas del centro de la ciudad es una obra que no sólo imprime belleza a Guadalajara, sino que favorece la interacción entre los tapatíos y visitantes de otros lugares, tiene la idea principal de representar a la sociedad, la cultura, la religión y el gobierno unidos por una cruz.

La cruz de Plazas hoy en día es el corazón de Guadalajara y se compone por:
1.- La Plaza de Armas frente a Palacio de Gobierno y a un costado del Sagrario Metropolitano
2.- La Plaza Guadalajara frente a Catedral y a Palacio Municipal
3.- La Rotonda de los Hombres Ilustres a un costado de Palacio Municipal y de la Catedral
4.- La Plaza de la Liberación a espaldas de Catedral, a un costado de Palacio de Gobierno y frente al Teatro Degollado.

La cruz de plazas del centro de la ciudad de Guadalajara, es considerada unos de los elementos que consolidó a Guadalajara como una de las ciudades con mayor personalidad de todo el país incluso aun de todo el continente americano.

Hay quienes se atreven a asegurar, que la ciudad de Guadalajara es una de las ciudades con mayor personalidad del país Gracias a la cruz de plazas, diseñada por el Arq. Ignacio Díaz Morales.

Pero para construir, primero hay que destruir y aquí mostramos una panorámica de los edificios demolidos para que se llevara a cabo esta enorme plaza en forma de cruz. En amarillo tenemos lo que hoy es el la Rotonda de los Hombres Ilustres, en verde la Plaza de la Liberación, en azul Plaza Guadalajara o conocido por otros como Plaza laureles y en rojo la Plaza de Armas la cual existe prácticamente desde la planeación de la catedral.

destruccion-demolicion-cruz-de-plazas

Ciertamente la Cruz de Plazas comprendió la pérdida de un patrimonio considerable, se habla que fueron unas construcciones inclusivamente más bellas que las actuales (esto por tratarse de edificaciones del primer cuadro de la ciudad, y por lo mismo considerada en aquel entonces la zona de mayor plusvalía). La cuestión que queda es la siguiente: ¿qué se ganó? y ¿qué se perdió? En términos sociales, urbanísticos, arquitectónicos, patrimoniales. No hay un inventario puntual de lo demolido que dio paso a las plazas.

La cruz de plazas, sin duda es un parteaguas en la historia citadina de los tapatíos donde en la actualidad es un punto de reunión e interacción.

Compártelo en: