El reloj de la muerte (Leyenda del Hospicio Cabañas)

Compártelo en:

Esta es una de las leyendas urbanas más espeluznantes que circulan en la Zona Metropolitana de Guadalajara entorno al honorable Hospicio Cabañas que le dio albergue durante años a niños en condición de calle.

Este reloj se encontraba ubicado en la fachada del Hospicio el cual fue un gran atractivo no solo para la edificación, si no también para la bella Perla Tapatía dado a que tiene la singularidad de que es unos de los primeros relojes instalados en la ciudad.

Esta la leyenda es conocida como el reloj de la muerte, y esta consiste en que durante el tiempo que se mantuvo en funciones este reloj, alguien del personal del Hospicio apareció un extraño fenómeno, el cual es de que este reloj se paraba de la nada y luego de la misma manera volvía a funcionar sin la intervención de mano humana alguna. Un día se dieron cuenta alguna de las monjas que cuidaban a los niños de este recinto, que cuando el reloj se detenía, misteriosamente un niño moría.

Al ver que este fenómeno ocurrió varias veces, consideraron relacionar los fallecimientos de los infantes con la interrupción esporádica del reloj, así que creyeron que este anunciaba la muerte de alguien dentro del Hospicio. Por ello en 1952 optaron por quitarlo y destruirlo. 

Compártelo en: