El origen de los Lonches Amparito

Compártelo en:
  • 10.1K
    Shares

lonches-amparito-origen-historia-guadalajara-gdl

Hablar de Guadalajara y no hablar de su gastronomía es casi que una herejía, y si del paladar hablamos los lonches Amparito se saborean con tan solo pensar en ellos. Estos deliciosos y peculiares Lonches sin duda son de los más reconocidos en la capital metropolitana de Guadalajara.

Los podrás localizar en un diminuto local ubicado en el centro histórico de Guadalajara, casi al frente de la muy visitada fuente de los niños meones en la Plaza Tapatía, y si estas señas te causan confusión solo basta de buscar la gran fila de personas que se forman con la finalidad de probar estos ricos lonches.

Existen muchas loncherías regadas en el estado de Jalisco con el mismo nombre, pero estas nomas se cuelgan de la fama de los originales lonches Amparito y no tienen relación alguna con la ubicada en la calle Gerardo Suárez en Plaza Tapatía.

La tradición de los Lonches Amparito comenzó hace más de 50 años para ser mas exactos en 1957 con la señora de nombre Amparo Rodríguez Palacios nacida en Toliman Jalisco, que vendía sus lonches a los turistas comerciantes y oficinistas de la zona centro de la Perla Tapatía, convirtiéndose rápidamente en una de las mejores loncherías, al grado de que sus clientes comenzaron a llegar desde una diversidad de lugares fuera de Guadalajara.

Amparito en su vejez sufrió varias enfermedades desde Cáncer e Insuficiencia Renal, así como diversas fracturas producidas por caídas, que impidió que caminara. Falleciendo un 21 de Agosto. Tras su fallecimiento Amparito dejó al frente de la Lonchería a Gerardo Ruíz Romero quien desde entonces ha continuado con la tradición Tapatía.

El éxito de los lonches según los comensales radica en el sabor único y casero de las salsas que acompañan los lonches, ofreciéndose desde los lonches de pierna, lomo, jamón, panela, queso de puerco y queso adobera.

Compártelo en: