El origen de los Helados Danesa 33 ¿los recuerdas?

Compártelo en:

el-origen-de-los-helados-danesa-33

Los helados Danesa 33 tienen una gran historia donde tierra de Jalisciense vio sus inicios, para ser exactos en el municipio de Lagos de Moreno, esta heladería comenzó en los años 80s, como pequeño negocio pueblo, propiedad de Francisco Vega Padilla, el carismático gran sabor que caracterizaba a estos helados, produjo un gran éxito, logrando mantenerse en un constante crecimiento, a tal grado de incluso llegar a insertar sus productos en el mercado a nivel nacional, al grado de manteniéndose por varios años, como la empresa mexicana líder en producción y comercialización de helados.

Danesa 33 fue conocida por su famosa frase “Una bola de sabor”, además de contar con unas muy distinguidas promociones, como la de vender sus helados dentro de cascos miniatura de fútbol americano, Así como la de caracterizar a todas sus sucursales con una enorme bola azul giratoria con el número 33.

Este éxito duró relativamente poco, dado a que la competencia se vio endurecida, sobre todo con heladeras extranjeras, lo que significó un declive de dimensiones considerables.

Entre la competencia más fuerte que tuvo helados Danesa 33, se encontraba la transnacional Nestlé, que incluso al verse en problemas económicos serios; Francisco Vega Padilla dueño de Danesa 33 entra en negociaciones con Nestlé y decide venderlo en el año de 1988, posterior a esto; Nestlé decide mantener el concepto de Danesa 33, pero al final desaparece totalmente a principios de los años noventa, actualmente Nestlé tiene una línea llamada Danesa 33 que nos hace recordar esos viejos tiempos incluso en ocasiones tienen promociones con cascos de fútbol americano como lo hacía en los años 80s.

Compártelo en: