El origen de los Helados Bing

Compártelo en:

historia-de-los-helados-bing

Adolf B. Horn nació en la Habana un 26 de febrero de 1911. Pero porque hablamos de él, pues para la mayoría de los tapatíos este nombre no es más que el nombre de una congestionada avenida que también es la entrada principal al municipio de Tlajomulco, pero es este el emprendedor que creó a los deliciosos helados Bing.

Y como toda historia no estaría completa con un poco de sentimentalismo, y esta no es la excepción pues el emblema del carrusel y el nombre de “Bing” que caracterizó a estos helados por décadas, fue inspirado en la señora Bingham esposa de Adolf, que en la noche previa a la gran inauguración encendió las luces del establecimiento y le dijo ¿Recuerdas que cuando éramos novios decías que querías ser bailarina y ver tu nombre en las luces? Pues mira, ahí lo tienes.

La primera sucursal de estos deliciosos helados fue abierta el 10 de Septiembre del año de 1965 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, y ofrecía un repertorio de 17 sabores al precio de $1.20 y sin promoción alguna, llegó una gran afluencia de clientes a conocer al novedoso negocio, que era identificado con el tradicional carrusel y colores a rayas blancas y rosas.

Esta gran clientela que arribó al negocio desde del primer día garantizó sin duda el éxito y la aprobación de Helados Bing entre los consumidores, ya que el helado producido para un largo tiempo se terminó antes de finalizar el día.

El característico uniforme se debía a la imagen de limpieza que ofrecía los Helados Bing esta escrupulosa higiene era gracias a la Sra. Bingham que transmitía a sus empleadas, por lo que portan un uniforme especial semejante al de las enfermeras.

Para el año de 1983, Adolf decide vender las heladerías, para acompañar a su esposa, pues esta no se encontraba bien de salud, el comprador fue el presidente de la Coca Cola José Luis González González, y fue aquí cuando Bing creció tanto en todo el país que llego a crecer hasta 600 sucursales.

Pero en 1995 helados Bing se vio en la necesidad obligada de asociarse con la transnacional Unilever por la crisis económica del país, pero por problemas durante esta asociación Unilever se quedó con los derechos de helados Bing, en respuesta José Luis González González creo una cadena de helados competidora, la cual decidió llamar Dolphy, en honor a Adolph B. Horn que también daba asesoría a esta.

Compártelo en: